Tendencias en ciencia y tecnología al servicio de la salud

Escrito por Redacción Istmo

En March 3, 2022

Aunque los avances tecnológicos en el sector salud se aceleraron debido a la pandemia, las innovaciones digitales enfrentan un reto importante relacionado con las brechas digitales en Panamá. Según el informe digital de Panamá, publicado en el mes de febrero por We Are Social y Hootsuite, el número total de usuarios de internet es de 2.82 millones, lo que comparado con la población total representa un 64.8% de la misma, es decir que más de la mitad de los habitantes poseen acceso a internet. Sin embargo, este porcentaje está principalmente concentrado en la capital.

Las innovaciones crecen a un ritmo frenético buscando disminuir las brechas de acceso a la salud como lo plantean las tendencias de los últimos años que se afianzan en el 2022. Los doctores Michael L. Seavers y Glenn Mitchell, participaron recientemente en la sesión informativa La innovación en el cuidado de la salud de Harrisburg University que sirvió para presentar importantes avances en tecnologías de la salud de gran impacto y las necesidades actuales de la informática sanitaria.

Algunas de estas novedosas prácticas sobre las cuales interactuaron los especialistas son las siguientes:

–        La cirugía quirúrgica robótica y vía streaming, es una efectiva técnica utilizada para llevar a cabo procedimientos mínimamente invasivos de forma remota, que permite al médico llegar a lugares y a pacientes que antes no tenían esa oportunidad, Según explicó el Dr. Mitchell, esta tendencia que continúa en evolución ofrece a los cirujanos una visión en 3D para abordar casos de alta complejidad, mejorar resultados clínicos para los pacientes y reducir las complicaciones y estadía hospitalaria. Permite cirugías aplicables en especialidades de urología, ginecología, general, de tórax, cardiovascular, de cabeza y cuello. Sin embargo, el reto de esta tendencia tecnológica es lograr que además de los principales hospitales del país, la mayor parte de entidades de salud pueda experimentarla.

–        El desarrollo de tecnologías basadas en análisis de datos fue abordado por el Dr. Mitchell quien explicó que los dispositivos médicos conectados a internet se usan para extender las aplicaciones de cuidado y monitoreo tanto en el entorno doméstico como en los centros de atención que simplemente no están conectados a un hospital y tienen recursos limitados. Sin embargo, falta mucho por avanzar en el uso de estas tecnologías, sobre todo en el acceso a las mismas. Una idea fundamental para trabajar en el diseño de políticas públicas que permitan aprovechar el análisis de datos del sector salud para trabajar de una forma más asertiva.

–        La detección rápida de enfermedades virales es una tendencia impuesta tras la pandemia del Covid-19. También se ha trabajado en mejores protocolos de ventilación para pacientes con pulmones rígidos y mejores procesos de verificación de la eficacia de las mascarillas para prevenir la propagación del virus respiratorio.  Al igual que en el desarrollo de investigaciones para mejores técnicas de vacunación. En este sentido, el Dr. Michael Seavers señaló también que se debe trabajar en un formato unificado para presentar los certificados de vacunación o pases de salud que permita un adecuado uso de los códigos QR y facilite el trabajo de las autoridades sanitarias y la seguridad de los vacunados.

–        La aceleración del uso de la telemedicina a una escala mucho mayor también fue abordada en el foro de salud de Harrisburg University. La Ley 203 que crea el Sistema de Telesalud en Panamá fue recientemente sancionada el año pasado y tiene como propósito coadyuvar al descongestionamiento hospitalario, utilizando la modalidad médico-paciente mediante el uso de la tecnología de la información y las comunicaciones (TIC).

La misma ya ha incidido en que las poblaciones ahorren tiempo y recursos en desplazamientos,  eviten contagios de coronavirus y sus cepas, y disminuyan tiempos de espera por lo que puede empezar a hablarse de equidad en el acceso a los servicios de salud. Además, ha facilitado trámites de autorizaciones o entregas de resultados y diagnósticos, gracias al trabajo colaborativo entre equipos de profesionales clínicos que es propio de la telemedicina.

Aun así, en Panamá y otros países del continente americano continúan existiendo brechas y es donde la telemedicina y otros canales digitales tiene el reto de ampliar la atención a pesar de la distancia, ruralidad y otro tipo de condiciones que limitan el acceso.

Según explicó el Dr. Seavers, muchos pueden pensar que en un país desarrollado como los Estados Unidos no existe la problemática de la brecha digital. “Pero realmente, Estados Unidos no se escapa de esta realidad. Y aunque una investigación de febrero de 2021 plantea que el 97% por ciento de la población posee un teléfono celular y el 85% utiliza un teléfono inteligente, el uso de Internet sigue siendo un problema pues el 6% de la población estadounidense aún no tiene conexión a internet. Esto representa unos 19 millones de personas. Por lo que la brecha digital sigue siendo un problema relevante”, agrega Seavers.

Definitivamente, en Panamá también hay varios retos para asumir en el sector salud, entre ellos mejorar la cobertura de banda ancha en las zonas rurales, la educación de los pacientes y los proveedores sobre el papel de la informática en la prestación de asistencia sanitaria. Fortalecer la integración regional más allá de lo nacional, a través de la ciencia, tecnología e innovación es una de las grandes lecciones que deja la pandemia al sector de la salud, siendo la academia un actor fundamental para sobrepasar los desafíos sociales y económicos de los países.


Redacción Istmo

%d bloggers like this: